La decandecia de la oralidad en la santería

La oralidad se ha perdido, es importante para que se mantenga viva nuestra tradición… Pondré un ejemplo.

Una Olo Oshun 1910-1930.

Se podía ver en un patio, una negra sin zapatos, tabaco en la boca Oficiante de un ritual, ofreciendo sabios relatos sobre la forma correcta de las consagraciones y enseñando canciones.

Una Olo Oshun 1930-1950

Se podía ver en un patio, una negra en chancletas, tabaco en la boca, experta en caracol,con un collar de cuentas ámbar, amarillas y coral ofreciendo un recital del diloggun de las consagraciones y enseñando el respeto a los Orisas.

Una Olo Oshun 1950-1970

Se podía ver en un patio, una negra con vestido de guinga amarillo, tabaco o cigarro en la boca, experta en canciones al Orishas tejiendo acheses,con collares de perlas y manillas de alambre o calamina. ofreciendo un clínica en la cocina de un santo.

Una Olo Oshun 1970-1990.

Se podía ver en un patio, una mulata con vestido de guinga amarillo, tabaco o cigarro en la boca,pulso de plata, aretes de coral, collar con cuentas ámbar y amarillas hablando sobre la vida y los milagros que hacia su madrina, la cual murió en la década de los 50 y lo hermoso que cantaba y la reputación de su linaje.

Una Olo Oshun a partir de 1990 en adelante.

Se ve en una casa, una mulata, o blanca con liposucción, tetas operadas, vestida a la moda con un malboro, con muchos collares, cadenas, zarcillos y pulseras de oro, ofreciendo un recital de la última serie de Netflix, sin entrar al cuarto de santo, esperando afuera con una ponchera y cuchillo los animales de pluma…si alguien pregunta algo de la ceremonia, su respuesta sería: pregúntale al babalawo el sabe más, yo me hice santo por salud y para mí nada más. Y es posible que el babalawo te responda: eso es secreto, oreja no pasa cabeza.

Así estamos, es hora de recuperar lo nuestro y aprovechar esos momentos para edificarnos como santeros, no destruirnos como ignorantes.

Olorun Awe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.