Lo que debes saber al consultar

Estoy convencido que no descubro nada diciendo que el enfermo es la persona no el tipo de osogbo, pero me atrevo a recordarlo porque se nos suele olvidar con mucha frecuencia cuando hacemos las cónsultas. Es preciso que recordemos que, cuando una persona está enferma, no es solo un órgano el afectado por los agentes patógenos,o su astral por los mecanismos degenerativos o por los traumas, sino que toda implica, desde su cuerpo hasta su capacidad de pensar y razonar, influida por el dolor o las limitaciones impuestas por el osogbo.

Las personas no pueden ser comprendidas por los métodos reduccionistas de un Oddun o signo que pueden tener justificación en otras circunstancias, porque al descomponerlas en sus partes desaparecen como personas. El enfermo de osogbo, tiene un nombre, una historia, unas costumbres, un entorno… que van más allá de sus síntomas, de su diagnóstico y su derecho que debe pagar. Y comprenderlo puede resolver más que cualquier signo que esté en la estera.

Si lo único que nos interesa es el osogbo, olvidándonos de quien lo padece, nos faltará algo para hacerlo del todo bien. El enfermo necesita que nos preocupemos de él, que es quien sufre la enfermedad. ¡No lo olvidemos! Los enfermos quieren ser tratados como personas, no como enfermedades. Es verdad, que cuando estamos más alejados del enfermo porque nos dedicamos a investigar sobre el osogbo, sobre su control, sobre los posibles tratamientos y ebboses, no llegamos a comprender los aspectos humanos de la enfermedad. Pero si lo hacemos pensando en la persona que vamos a ayudar con nuestro trabajo también estaremos humanizando nuestra labor… Por ejemplo: si nos llega una mujer y bota un signo X Osogbo Iña Elesse Oko… Hay que indagar sobre ella, no atacar solamente al hombre que la dañará… Así que de nada te sirve que te sepas al caletre refranes, rezos y la liturgia de un signo…por eso el caracol, y otros oraculos. Deben ser aprendidos con la práctica diaria y la consulta permanente.

Sólo existen dos cosas: lo cierto y la opinión: la primera engendra el conocimiento; la segunda, la ignorancia…. Olorun Awe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.