Esta es la razón por la que no puedo ser tu padrino

No creo que yo sea tu padrino ideal! Y en verdad aprecio mucho la interacción a través de estas letras pero…soy muy jodido.

La vida está compuesta de luces y sombras, y seríamos falsos, e hipócritas; si tratamos de fingir que no hay sombras.Yo las tengo también.

Una de las cosas que no puedo es dejar ser quien soy, yo no me voy a vestir de blanco y sentarme con una túnica como #saybaba mientras ocultaba su verdad. Yo soy lo que ves, escuchas, tocas hueles y saboreas en letras.

Hay gente que me dice “Carlos por qué eres así” hno yo no nací el día de la hipocresía.

Debemos procurar ser auténticos, no fingir y mostrarnos tal y como somos en cada momento; de la misma forma, es importante que nos permitamos cometer errores y que no nos avergoncemos de nuestro pasado. Pero tampoco somos un #Lama.

«Ya no soportaré más algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada, hiere, o ladilla.

No tengo paciencia para el cinismo, las críticas excesivas y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no me ama y de sonreír para quien no quiere sonreírme.

Ya no dedicaré ni un minuto a 
quien me miente o quiere manipularme. Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, deshonestidad y elogios baratos. No tolero la erudición selectiva y la altivez académica.

No me mezclaré más con el gentío o la chusma. No soporto conflictos y comparaciones. Creo en un mundo diverso y por eso evito personas de carácter débil y tibios.

En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición.  No me llevo nada bien con quien no sabe elogiar o incentivar. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no quiere avanzar. Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quien no la merece. Soy un tipo no ando pa’ pendejadas.

Si afrontamos todo esto, lograremos tratarnos mejor y podremos reinventar nuestra vida. Porque ésta no nos exige ser perfectos, sino ser felices, y para poder conseguirlo tenemos que aceptar nuestras luces y nuestras sombras, pero no la de otros.
DTB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.