Ayudar no tiene porque ser gratis

Veo tantos perfiles en Instagram de #santeria #ifa #mayombe #espiritismo, gente que hace #coaching, #terapeutas y cuánta corriente espiritual existe.

Y llegó siempre a una conclusión, las personas no van a dejar de buscar ayuda en estos perfiles, Entonces ¿Debemos realmente ayudar a quien nos solicita por una #redsocial sin nada a cambio?

La respuesta es rotundamente NO! Si mis ahijados hablarán y tú leyeras sus historias te quedarías asombrado de la cantidad de personas que he ayudado a surgir, yo no soy de esos tipos que se adornan, “soy padrino de fulano de tal” “aquel pelotero es ahijado mio y ese señor diputado juro en palo en mi casa” tengo 5000 ahijados.

Y también entenderías porque algunos, no estamos con la caridad encima y haciendo cosas de #gratis.

Un creencia muy frecuente, yo de hecho he tenido algún lector escribiéndome indignado porque cobro por mis servicios y diciéndome que ayudar de verdad es gratis.

Claro, claro, por eso vas al peluquero gratis y al dentista gratis y a tu abogado gratis.

Que no te engañen y no te engañes a ti mismo, puedes ayudar gratis si quieres pero no tienes por qué hacerlo o no tienes por qué hacerlo solo gratis (y menos si tienes un #negocio). Yo ayudo gratis con mis artículos pero si quieres trabajar conmigo en privado y que me dedique a ti al 100% tienes que pagar. Si tengo que elegir entre ayudar gratis y que mi hija coma, lo tengo clarísimo. ¿Y tú?

A uds amigo #ReligiosoConformista que vive haciendo las cosas de gratis para:

No salir de tu zona de confort, porque mira que cuesta pedir dinero y ni te cuento cuando tus precios son altos…

Gustarle a la gente, “mira qué depinga y que buena es mi madrina que no me cobra nada…” Evitar críticas, “pero como vas a cobrar por eso, pues fulanito lo hace más barato, pero si somos amigos…”. Les dejo está reflexión: “No hay precio que pueda pagar lo que tu vales y eso lo tienes que tener claro desde ya”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.