Ésta es la razón porque el malandro Ismael no puede estar en una misa espiritual.

El #médium no es un transmisor sino un traductor. Un teléfono o una radio son transmisores, y el médium no es ninguna de estas cosas. El médium traduce las ideas o conceptos de los desencarnados a palabras entendibles en el plano físico. En los mundos suprafísicos o “espirituales” no se usa el lenguaje como en el plano físico, sino la telepatía, a través de la cual en un instante se puede transmitir el contenido de toda una biblioteca. El problema de la #mediumnidad consiste, entonces, en cómo transmitir una idea o un concepto de cierta vastedad en pocas palabras. Si en el plano físico a mil personas se les pide describir en diez líneas una casa, casi con seguridad se tendrá la descripción de mil casas distintas. Y con la mediumnidad sucede lo mismo.

Al no ser un teléfono o una radio, al médium le cabe el conocido refrán de “tradutore traditore”, es decir, el traductor es siempre un traidor. Y en esto no tiene nada que ver la buena fe, porque sucede lo mismo. Naturalmente que si el médium es de mala fe el problema se agrava.

Si el médium es, por ejemplo, fanático religioso y una entidad le quiere transmitir ideas agnósticas, lo más probable es que las tergiverse. Y esta tergiversación, el médium puede hacerla en forma automática y de buena fe. Aquellos que escuchan los mensajes y que confían en la buena fe del médium porque conocen su trayectoria, pueden ser inducidos a error a causa de esta peculiaridad que ignoran. ¿Qué sucede con las #entidadesdeLuz que se comunican a través de un médium que tergiversa los mensajes? Simplemente se retiran, y entonces toman su lugar otras #entidades de bajo nivel que continúan los mensajes haciéndoles creer al médium y a los asistentes a las sesiones que continúan presentes los #Maestros. Rara vez el médium y los asistentes se dan cuenta de la sustitución, porque las entidades del Error son muy astutas en este aspecto, y así es como entonces aquéllos, obviamente de buena fe, comienzan recibir y a difundir falsedades.

Ésta es la razón porque en tu #misaespiritual habla el “Malandro tal” o entidades que no tienen nada que ver con el #espiritismo de mesa. Por eso llevas años pensando que en tu bóveda vive el #animasóla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.