¿Estás dispuesto a pagar el precio?

La gente piensa que las cosas únicamente se pagan con dinero, y eso es totalmente incorrecto, por cada cosa que hacemos pagamos un precio, a nivel de energía, tiempo, esfuerzo, dedicación, satisfacción y sí, a veces también dinero.

Si tanto deseas cambiar tu #vida, si tan enamorada estás de ese hombre, si en realidad quieres obtener ese #negocio, ¿por qué no vas a querer esforzarte en conseguirlo?

Yo te animo a tener grandes sueños, ¡claro que sí! Y ¡los grandes sueños requieren grandes inversiones!!!! ¡Págalas con gusto! ¡No regatees en tus sueños, por favor!!!! Recuerdo hace un tiempo una persona llegó a mi casa a ofrecer un tambor al santo si le resolvía una situación, dónde el saldría muy bien económicamente. Le dije amigo no crea que porque UD traerá a un tamborero cualquiera a mis espiritualidades le concederán ese favor, me dijo: ¿Quieres que te traiga a Abbilona? Respondí:
Eshu está esperando que entregues algo a cambio acaso crees que darás un tambor mientras tú ganas un millón de dólares… Que osada ilusión.

No podemos discutir el precio, lo que podemos hacer es decidir si vas a pagarlo con gusto o no.

Ponte delante del espejo y repite en voz alta, «¡mis sueños valen la pena, mis sueños son la caña, estoy dispuesta a pagar el precio de mis sueños, pago el precio de mis sueños encantado»

No puedes hacer un amarre a un millonario y pagar 300 dolares, no puedes cambiar de hogar sin darle un cuarto a tus Orishas ( no la sala, ni un rinconcito) no puedes, no puedes acudir al muerto solo cuándo estás ahogado y pretender darle un chivo y resolver…no puedes pedir vivir en #España y dejar a tus deidades llevando polvo en el abandono.
Así no funciona.

La inversión va a ser bastante proporcional, si inviertes mucho, conseguirás mucho; si inviertes poco, no conseguirás nada.

Ayer le dije a un amigo ¿Por qué no vendes tu camioneta y se lo metes a tu sueño de ser piloto?

Me dijo ¿estás loco? Me quedaría a pie en una vaina que demoraría años en volver a obtener… Pocos quieren pagar el precio y ojo, puede ser dinero, pero creeme que duro es cuando se paga emocional, energéticamente,etc

Y si no está dispuesto simplemente conformarse con lo que tiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.