Cuidado con el Bypass Espíritual

Muchos consejeros religiosos y psicólogos transpersonales hoy promueven este error “Bypass Espíritual”, con las mejores de las intenciones, al proponer a quienes recurren a nosotros soluciones espirituales que deberían ser abordadas desde una óptica cognitiva, psicológica o hasta corporal/fisiológica”.

Pensemos en algunos ejemplos: una madre que recurre a ayuda “religiosa” para modificar la hiperactividad de su pequeño hijo, un amante desairado que se refugia en una vidente para calmar su angustia de haber sido abandonado, una persona con pensamientos catastróficos que deposita su esperanza en un viaje a la India que modificará su vida, o cualquier mortal que cree que con rayarse en palo, coronarse santo o ifa resolverá su vida.

En estos casos, las prácticas o creencias no ayudan a elevarnos sino a evitar el costoso tránsito por el auto-examen y la auto-observación, a acallar la voz interior que nos dice que algo no está bien.

En cualquier caso, da la impresión que estas personas están buscando una salida por lugares inapropiados. El desvío no trae cambios genuinos, soluciones reales, sino que más bien parece operar como un distractor momentáneo que otorga, por tanto, alivio momentáneo…y disculpen mi sinceridad.

Cuando la espiritualidad nos desconecta de lo que verdaderamente importa, que es nuestra dificultad para tolerar y hacer frente a nuestra sombra personal y colectiva, buscamos en ella un refugio o solución fácil a nuestros problemas. Y se convierte en fanatismo.

No podemos barrer bajo la alfombra conflictos y dificultades que piden a gritos ver la luz del día”. Más claro que el agua no se los voy a decir.

Por tanto, sería conveniente vivir con un sentido de profunda conciencia espiritual pero con los pies firmemente arraigados al piso también. Ambas cosas no son excluyentes.

ChaoVale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.