Para los padrinos en ésta cuarentena

Considerando el evidente cambio de prioridades que estamos viviendo y que ha desplazado el consumo de necesidades espirituales a un lugar diferente en la mente de las personas, pocas veces como ahora las religiones se han enfrentado a la necesidad de comunicar con más énfasis sus valores, empatizar con las audiencias y mostrar su lado más humano y más cercano.

Está claro que los padrinos, ahora más que nunca, están expuestos a sus ahijados, potenciales fieles y potenciales detractores. Toca jugar con valores, con coherencia y con empatía. Toca hacer bueno el propósito de la fe. Toca conectar con nuestros valores de casa religiosa y con el pueblo religioso, escuchar y entender las innumerables emociones que está provocando esta crisis… No hay tiempo para ebboses, nsara y mucho menos para tambores o cajones, Las cabezas y los ánimos de todos están ahora mismo concentrados en superar esta situación lo antes posible y recuperar poco a poco la normalidad… Mi humilde consejo, a los padrinos.

Olorun Awe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.