Lo que cayan los ahijados

No sabes cuántas personas me escriben a diario, es que mi padrino no me enseña, mi padrino nunca me atiende, mi.padrino siempre anda ocupado…etc. .

Te lo digo por mis propios ahijados, algunos teniendo el chance la oportunidad, esperan a que los busque en la puerta de su casa, los bañe, peine y perfume, para darle las cosas masticaditas. .

Hay clientes, hay clientes y ahijados, hay ahijados y amigos…

Los primeros vienen se hacen sus obras y se van. .

Los segundos vienen se hacen sus obras y se fidelizan con el negocio. .

Los terceros nunca olvidan a sus padrinos y quiénes los ayudaron, ayudan a sus padrinos y constituyen una sociedad de Socorros mutuos. .

Pregunto: ¿Cuántas veces a la semana llamas a tu padrino o le envías un mensaje?

¿Cuántas veces un domingo le has dicho, viejo vamos a tomarnos un café, te busco?

¿Cuántas veces le dices a tu padrino, bendición, hice el negocio que me dijiste y la pegue padrino toma un porcentaje?

¿Lo llamas el día de sus cumpleaños?

¿Sabes cuántos problemas tendrá tu padrino y ni siquiera te enteras?

Cuando la necesidad es egoísta y la inmediatez de resolver es urgente para un ahijado lo demás no importa. .

El lobo siempre será malo, si el cuento lo echa solo la Caperucita…

¿O no?

MielPaLaJeta

Un comentario en «Lo que cayan los ahijados»

  1. ASi mismo, nosotros como ahijados aveces solo pensamos en nosotros… y debemos buscar a nuestro padrinos cuando estamos bien, tambien , no solo cuando estamos ahorcado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.