Carta a los Influencers religiosos…

En muchas ocasiones la pérdida de la fe, se debe a la ignorancia… Ayer ví como influencers o cuentas con “seguidores” dedicadas a nuestra religión reposteaban el ebbó para #Azojuano…para que todos roguemos por la humanidad, cosa que agradezco en nombre de todos.

Inmediatamente saltaron los eruditos de #Ifa, de la Santería, Espiritismo a decir que ajuro tenía que tener una cebolla morada, que no podía tener lentejas, que los granos de caraotas tenían que medir exactamente 1,5 cm de largo por 0.85 mm de grosor, que la cebolla tenía que ser sembrada en la tierra bañada en sangre de un burro virolo con los ojos azules y que si el arroz no es basmati no funciona, además que tenía que tener 16 firmas, ocho Atenas, 9 velones de María Lionza y una kiyumba.

Voy a responder:
No hay derecho que porque un hombre haya descubierto unas neuronas, se crea con derecho a filosofar como un salvaje… Estamos en una situación crítica que probablemente tu economía mental e incompetencia emocional no te permiten entender, Miles de personas mueren todos los días en el mundo, producto de ésta pandemia, y aunque yo si tengo certeza del poder de la rogación , solo demuestras con un intolerable ego tus ganas de protagonizar y gritar a los cuatro vientos que fuiste el profeta que en tu casa, en tu consejo o letra del año que predijo está situación…pero no te he visto publicando nada para ayudar a la humanidad y para que todos lo hagan, o.¿Acaso es potestad del consagrado implorar a Dios por ayuda?
Entiende que las personas estamos encerradas y debemos resolver con lo que tengamos, tu seguro no lo ves pues estarás en tu barrio jugando dominó, mientras críticas cuál es la mejor estrategia para combatir el Coronavirus… porque el que sabe eres tú en un pobre hueco del mundo y no un epidemiologo.
Mi nivel espiritual probablemente no sea tan depurado como el tuyo divinidad en la tierra, pero solo tu escrito genera un sin fin de emociones que solo se pueden describir con repudio a tu inmunda alma y espíritu que espera la carroña… Dios nos libre de la muerte, para encontrarnos y aclararte algunas cosas hablándo se entiende la gente pero a coñazos queda clarito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.