La filosofia Bantu

la idea fundamental de la ontología bantú es bumi, la fuerza vital salvaguardar y reforzar esta fuerza es kupanda, mientras que la disminución de la misma es kufwa, y la muerte es kufwididila. todas las experiencias de la vida estarían conducidas por este concepto.
esta fuerza vital está presente en la fuerza creadora o dios, en los espíritus creados, en los seres humanos (vivos y difuntos), en los animales, las plantas y los seres materiales. pero con una diferencia entre dios y el resto: mientras que el primero posee la fuerza vital por sí mismo, en los demás esa fuerza vital habría sido creada por el primero. esta fuerza vital puede ser reforzada, disminuida e incluso destruida.
la fuerza creadora al dar la fuerza vital al resto de los seres lo hace con diferentes rangos en función del ser y los seres de mayor rango pueden influir en el reforzamiento, disminución o desaparición de su propia fuerza vital y de los seres con fuerza vital inferior. así, los seres humanos (vivos o difuntos) estarían a la cabeza de esa jerarquía y tendrían la capacidad de aumentar, disminuir y anular su propia fuerza vital y la de los seres de inferior fuerza vital.
un concepto presente en la filosofía bantú, pero también en otras filosofías africanas, es la idea de la armonía entre todos los cuatro elementos que componen la existencia:   1. dios, o la fuerza creadora, en la cumbre de todo lo que existe 2. los seres humanos (vivos y que vivieron), en el medio 3. los seres animados no humanos 4. los objetos inanimados, en el último nivel de la fuerza vital. el mundo depende en la norma de conducta que favorezca o desfavorezca eel equilibrio, la armonía entre estas fuerzas interrelacionadas. 
teniendo en cuenta la gran diversidad de pueblos con idiomas del tronco lingüístico bantú y sus diferentes origenes y relaciones a lo largo de la historia, en absoluto hay una uniformidad en los principios filosóficos que rigen la vida de los mismos. como ejemplo, a continuación, exponemos algunas de las características más generales en el caso de los pueblos bantús de ruanda.
en la filosofía bantú-ruandesa encontramos el “muntu” : el hombre, la persona, el asunto, el inventor, el autor, el artesano de la situación (persona viva o difunta) después, el “kintu”: el objeto, la cosa, la víctima de la situación después, el “kuntu”: el cuando, la forma y finalmente, el “hantu” : el lugar, la posición del evento.
la raíz común a estos cuatro elementos es el “ntu”. ntu es que la fuerza universal que se manifiesta en todo lo que existe, visible o invisible. el “muntu”, es decir, la persona viva o difunta es la unica criatura que tiene la capacidad del” nommo”, la fuerza que le proporciona la capacidad de la palabra. el kintu contiene todas las fuerzas que no pueden actuar por sí mismas sino que pueden ser dirigidas por el muntu: los animales, las plantas, los metales, las piedras, etc. todos ellos son ” bintus” (plural de kintu). el kuntu también contiene la fuerza de las formas pero tal fuerza no es autónoma, no puede representar una forma fuera de su autor, del muntu. el hantu que contiene espacio y tiempo, es finalmente la fuerza gracias a la cual cada existencia está en movimiento continuo.
el nommo es la energía vital que nace con cada vida humana y que le proporciona su inteligencia, la capacidad de hablar y que interviene en la fertilización, pero no es suficiente para producir un nuevo ser humano completo, un muntu. éste sólo estará completo cuando los que lo engendraron le en un nombre. antes de esto sigue siendo un kintu, y si muriera, su fuerza vital desaparecería y no continuaría existiendo en el mundo de los muertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.