El defecto del 90% de los religiosos y la razón por la cual trabajo solo.

“Me quedé atorado en el tráfico”. “En 5 minutos llego”. “Ya voy llegando”. “Solo paso a comprar un café y estoy ahí”. “Me tocó un accidente en el camino”. “Vamos a esperar a que lleguen todos”. Estos son simplemente algunos ejemplos, de los muchos, que se utilizan para justificar la impuntualidad en una ceremonia.

Mucha gente no me aguanta la mecha de trabajo, mis ahijados se olvidan del celular, del cigarro para conversar y el café entre cantos… NO! El compromiso que un santero, palero, espiritista tiene con la persona o con una ceremonia en específico también se ve reflejado a través de la #impuntualidad. Es importante tomar en cuenta que no todas las personas poseen el mismo sentido de responsabilidad y que esto en muchas ocasiones hace que no se dimensione la importancia del rol religioso y de las actividades que este trae consigo. Por ende, el nivel de compromiso es mínimo y la puntualidad, también… En más de una ceremonia me he parado y me he retirado… En la puerta de mi casa he devuelto a tamboreros por irresponsables y le he dicho a babalawos, UD llegó tarde ya la matanza se hizo.

Aunque no lo creas, mucho de lo que somos en nuestra vida lo reflejamos en nuestra casa religiosa, debido a que los hábitos ya forman parte de nuestra personalidad. Responde las siguientes preguntas. ¿Llego a tiempo cuando tengo un compromiso con mis amistades? ¿Llego a tiempo a la celebración de mis papás? ¿Llego a tiempo a recoger a mis hijos del colegio? ¿Cumplo con todo lo que quería en un día? ¿Siempre estoy corriendo y aún sigo nunca hago nada a tiempo?

Si tú respuesta es “Soy impuntual” ya sabes que conmigo no trabajas… Y me voy con esto…borracho no escupe lejos y fifeto no se hace después de las 6pm.

Olorun Awe… #Santero #SanteriaCubana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.