¿Cómo identificar un ladrón espiritual?

¿Estas en una secta de un ladrón espiritual?

Tu guía espiritual está imbuido de un cierto halo especial, o una paternidad/maternidad con respecto a los miembros, quienes ven en él una relación con lo divino.

Tu guía espiritual interviene en todos o casi todos los detalles de tu vida . Interviene en tus matrimonios, divorcios, educación de los hijos, dónde asistir a misa, entre otros.

Existe un control de las relaciones personales, familiares, de amigos y de cualquier otra persona cercana a ti. Llegas al extremo de romper con la familia y te aisla bajo el pretexto de “resguardar sus ahijados”. ¡no puedes juzgar a tus padrinos!; no importando con esto que estaban en la práctica de delitos penados por la ley como son el robo, fraudes, consumo de drogas, conocimiento de la comisión de delitos(ahijados delincuentes con o sin placa de policía) portes de armas de fuego de los mismos ahijados para proteger a su máximo dirigente. (Muy frecuente en México y Venezuela)

El guía siempre debe mantener su postura de ser quien más conocimientos posee por haber sido “el elegido”. Por ende, impide que los otros se nutran de sus conocimientos o autoestima para superarse, contradecir su sabiduría sería severamente sancionado y utiliza una figura, ritual o hechizo para mostrar a otros la consecuencia de tal soberbia.

Todo tu dinero va a la organización, disfrazado a través de rituales y supuestas actividades de compartir.

Y por último el miembro siente placer en el nuevo nicho y siente que ser esclavo del guía es un paso más cercano a la divinizacion. Le limpias la casa, le llevas los chamos a la escuela, le cocinas y cuánta aberración se le ocurra.

Créame que si ud identificó alguno de estos criterios en su vida, está metido en un lío y está frente al ladrón espiritual.

Dios te bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.