¿Cómo escuchar al muerto?

Una de las preguntas que me hacen a diario los recién iniciados es ¿Cómo escuchar al muerto?

Vi a un #Tata, por ejemplo, que silba… Y rápido llega, tarda segundos. A veces el silbido no había terminado y el Tata temblaba ligeramente, pues él sentía profundos escalofríos.

Uno de mis ahijados habla en lengua, mientras chasquea una y otra vez los dedos. Escucha claramente su #SieteRayos cuando llega.

Una hermano mio de Munanzo con tan solo agitar una maraca mientras canta algun #mambo, aunque el #canto sea casi un susurro, si no pones cuidado se monta a los pocos minutos. A medida que se va construyendo la conexión con el muerto, se van elaborando maneras de llamarlo y las sensaciones suelen ser distintas. Sin embargo hay un punto en común: todos ellos dedicaron largas horas frente a su fundamento. En esta etapa, merece ser laborioso y dedicar tiempo, hablar mucho con su Tata y preguntar todo lo que pueda para abastecerse de información e inspiración.

También es bueno hablar con otros religiosos, a menudo es inspirador. Aunque te advierto que encontrarás de todo. Encontrarás Tatas que hablarán simplemente de lo grandes e insuperables que son sus fundamentos: no te dejes impresionar demasiado. En cambio, encontrará Tatas que no desean incorporarte a su Munanzo o hacerle X servicio por un módico precio, sino que les apasiona la religión y disfrutan hablando de ella delante de un #café y un cigarrillo. Aprovecha estas oportunidades, se puede aprender mucho.

Ahora¿quién le dijo que automáticamente supone que escucharás voces en tu cabeza y que todo será perfecto desde el inicio? Por el contrario, necesitas de un desarrollo…
Mi recomendación: Vaya con él esta misma noche, llamalo por sus nombre. Canta esos mambos para jalarlo que tantas veces le escuchó a su padrino. Sople malafo, fume tabaco y hablale de tu día, de tu gente, de todo. No te centres tanto en pedirle cosas, no es el genio de la lámpara, centrate en el hecho de cultivar esa relación; es el mayor secreto del éxito para un #Ngangulero.

Nsala Malekum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.