Los ahijados se van del país

Este piso que ves es una obra de arte, se llama #Cromointerferencia de #CruzDiez y está en todo el piso del aeropuerto internacional”Simón Bolívar” #Venezuela.
Todos los días me escriben personas diciendo: “Mis padrinos se fueron del país” y por dentro yo pienso ” Muchos de mis ahijados se han ido” Mi ILE está desbaratado ya son pocos los ahijados que se han quedado en el país. Tengo afectos regados por todo el mundo y hoy se fué otro de mis buenos muchachos.

Cada año hacemos una ceremonia el mismo 31 de diciembre en el munanzo y lo que hace unos años atrás se resolvía alquilando un salón de fiestas por la cantidad de personas, este año apenas unos 4 estaremos allí.
Mis #ahijados son mi familia, Los amo y los extraño, pero vivimos en países diferentes y nuestras cotidianidades nos separan. No los juzgo, no los critico. Por mí, aquí siempre podrán escribir y preguntar alguna corredera que ellos no puedan resolver así tenga meses o años sin saber de ellos.

No tengo una fábrica de ahijados, quienes han pasado por nuestro cabildo sabe que lo nuestro es edificar y ese principio apartó al showsero, al arribista, al chismoso , al débil de carácter, incluso al fanático. Y hemos quedado con los que día a día, palo a palo se han hecho hombres y mujeres de bien. Pero se me fueron y se me van.

No quiero convencer a nadie de que se quede, tampoco de que se vaya. Lo que uno no puede hacer es huir de uno mismo. Y ese “uno mismo está ligado inexorablemente al “somos”

Hoy mientras venía orgulloso de ver a ese padre de familia enrumbarse con sus dos hijos a un nuevo destino a encontrarse con la mamá de esa familia, pensaba: ¿Quién va a contar esta historia? ¿Quién va a escuchar los cuentos de los tatas viejos? Y si todos nos vamos ¿quién cuenta el cuento de esta generación?

Buen lumbo Tata!
Dios bendiga a todos mis ahijados y que la protección de mis muertos me los cobije hasta donde estén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.