Vudú Blanco: Muñecos protectores

Rogar por salud, curar males afectivos, propiciar una convivencia armónica, conseguir dinero o pedir por trabajo si éste no llega, defenderse de daños psíquicos… sea lo que sea que necesite, los muñecos protectores están para ayudarlo.
Los muñecos nos rodean desde la infancia, y casi todos hemos tenido alguno preferido. Aquél elegido para abrazar cuando los fantasmas de la noche comenzaban a acechar, amigo confidente y compañero de juegos. En magia, los muñecos protectores tienen un valor similar, dado que se los puede usar como amuletos, “cargándolos mágicamente”, bien para otorgarles la función de resguardarnos, bien para convertirlos en atraedores de buena fortuna, salud, amor, etcétera.
En esta nota, le explicaremos cómo confeccionar un muñeco base, muy sencillo, que lo represente a usted o a la persona que usted desee proteger para que mejore cualquiera de sus aspectos personales. De acuerdo al fin perseguido, hay que rellenarlo con materiales o hierbas, así como vestirlo y adornarlo. 
Resguardar la salud
Uso: para alejar las enfermedades y elevar las defensas psicofísicas de la persona protegida.Relleno: triture una pastilla de alcanfor y mezcle con cáscaras de limón secas ralladas y semillas de anís. Use esta mezcla como relleno del muñeco base y cierre fuerte la costura superior con hilo verde. Si la persona tiene alguna dolencia en particular, por ejemplo, problemas de vesícula, ate un hilo verde a la altura del abdomen y, así, con otros síntomas. Vista al muñeco con una prenda de tela verde (chaleco, pollera, pantalón…) y préndale una florcita seca donde usted quiera.
Carga mágica: cargue este muñeco a la luz de una vela verde de larga duración, que deberá permanecer encendida mientras lo hace. Mientras lo confecciona, repita varias veces y en distintos momentos: “Fuerte y saludable, vital y perenne; así se conserve la salud de tu cuerpo”. 
Para una convivencia feliz
Uso: para lograr armonía en el hogar, evitando peleas y violencia.Relleno: triture hojas de tilo secas, y mézclelas con polvo de incienso y semillas de quinoa o lino. Cierre la parte superior cosiendo fuerte con hilo blanco. Vista al muñeco con una prenda también blanca y dibújele o bórdele sobre ella una paloma. Una ambas manos del muñeco y sujete entre ellas una flor seca de color rosado. Si la persona es propensa a violentarse verbalmente, sujete la flor sobre la boca del muñeco.
Carga mágica: mientras confecciona el muñeco, prenda una vela blanca y repita: “Ahora y siempre, paz y armonía son las que nos guían en la vida”. 
Curar y prevenir penas de amor
Uso: para eliminar dolores sentimentales y propiciar el amor en la pareja.Relleno: agregue, al relleno de algodón, ramitas de canela trituradas y pétalos de rosa secos. Cierre fuerte la cabeza con hilo rosado. Una vez terminado, vista al muñeco con una prenda color fucsia y bórdele o píntele, sobre el lado izquierdo del pecho, un corazón. Colóquele en la cabellera unas ramitas de pino, albahaca, olivo o alguna otra hierba de color verde para mantener alejadas de la mente todo sentimiento negativo.
Carga mágica: cargue el muñeco confeccionándolo a la luz de una vela rosa de larga duración. Dígale varias veces: “Íntegro y feliz, así tu corazón ha de existir”.
Contra los problemas económicos
Uso: para alejar o cortar rachas de desempleo y de falta de dinero.Relleno: coloque granos de pimienta mezclados con semillas secas de mandarina, sésamo y  granos de arroz adentro del muñeco. Vístalo con ropa amarilla y sujétele una espiga entre ambas manos; péguele al dorso, sobre la cintura, una moneda de uso corriente.
Carga mágica: mientras hace el muñeco, prenda una vela amarilla y repita ocho veces seguidas, al empezar la confección y al concluirla: “Ocho veces te pido, ocho veces te convoco para mi protección; ocho veces te llamo para mi suerte. Ayúdame a (haga el pedido de forma concreta y específica). Así será, como yo lo quiero”.
Defensa para el mal de ojo
Uso: evitar daños psíquicos.Relleno: haga el muñeco base con tela negra y rellene con: algodón, ajo seco en polvo, hojas de ruda y semillas de hinojo. Cierre fuerte con hilo violeta, y vista al muñeco con el mismo color. Cuélguele al cuello un dije Ojo de Horus, Ojo turco o una herradura. Borde, también, un punto violeta en el rostro, a la altura del tercer ojo.
Carga mágica: prenda una vela violeta al confeccionarlo y diga: “Expulso, de ti, todo mal; protegido de pies a cabeza quedas”.

Un regalo
Obsequie estos amuletos protectores a la persona destinataria de su poder. Si por alguna razón, ella no quisiera aceptarlo, conserve usted el amuleto cargado. El efecto igualmente llegará, aunque tal vez más débil o más lentamente.

Cómo hacer el muñeco base
Materiales:
  • Tela de algodón de color blanco o piel
  • Máquina de coser, o hilo y aguja
  • Algodón blanco
  • Patrón de papel
396-52-56
Paso a paso:
1. Una vez dibujados y recortados los patrones de papel, doble la tela al medio, de modo que le queden dos capas. Una con alfileres cada uno de los patrones a la tela.
Ahora, recórtela. Si lo desea, puede hacer el muñeco más grande, pero lo ideal es que sea más bien pequeño, a fin de manipularlo con facilidad.
2. Cosa los brazos y las piernas primero, ya sea a máquina o a mano, dejando la parte superior abierta para rellenar. Realice el mismo procedimiento en las cuatro piezas y rellénelas con el algodón.
3. Ahora, debe coser las dos piezas del cuerpo enfrentando los derechos. Coser el contorno dejando la abertura en la parte inferior, dar vuelta, y rellenar.
Por último, tiene que unir las piernas por la parte inferior del cuerpo, y los brazos a los costados. De esta manera, queda terminado el cuerpo base del muñeco para que pueda rellenarlo y vestirlo como necesite.
4. Para comenzar a “cargar” al muñeco, debe utilizar algún objeto personal del destinatario del ritual. Por ejemplo, con botones de una prenda que use habitualmente, un pedacito de ropa interior, cabellos, uñas. De esta manera, el muñeco ya comienza a vibrar como vehículo entre el brujo y el destinatario. Coloque este objeto personal adentro del muñeco, como parte del relleno, o bien cosido en el exterior, por ejemplo si son dos botones, puede coserlos en la cara para que hagan de ojos.
5. Dibuje o borde la sonrisa; péguele una cabellera de lana, del color del cabello de la persona a la que se quiere proteger; por ejemplo, si es rubia con lana amarilla. Recuerde que siempre el muñeco debe tener detalles similares a los del destinatario del ritual.
Comparte ésto...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *