El rol de la mujer en el mayombe

La mujer hace más que alumbrar en un #Munanzo, su posición es clave para varias ceremonias y todo en el universo nace fruto de la unión armónica de los opuestos. Es una ley de la naturaleza, y #Mayombe no es otra cosa que Naturaleza, que se rige por sus leyes y emana de la atenta observación que hicieron sobre ella los que antes nos precedieron.

Afirmaciones incorrectas acerca de la #mujer

  1. La mujer no puede consultar si hubiese un Tata para hacerlo. Afirmación falsa y únicamente entendible en casos donde la mujer en cuestión no tenga maestría en los oráculos del Palo Mayombe y se prefiriese a un Tata por su mayor precisión facultativa, caso idéntico a si fuese un Tata el experimentado y prefiriese que otro Tata más experto condujese tal consulta.
  2. La mujer no puede plantar firmas. Si esto fuese verdad, la mujer no puede practicar la religión, pues sin firma y mambo en esta religión no puede hacerse nada.
  3. La mujer no puede realizar trabajos. Me temo que cientos de Yayas históricas en los dos últimos siglos, de cual rama fuese, iban a poder dar una justa respuesta; sobre todo porque algunas de ellas pasaron a la memoria popular, ya no solo del Mayombe, sino de la afrocubanía en general a causa de sus proezas arriba Nganga.
  4. La mujer no recibe “espíritus” y por ende no es posesionada. Tampoco existe ningún fundamento que pueda explicar este limitante, pues ya no sería un limitante religioso sino genéricamente humano. Sencillamente existen personas con esta facultad y otras no, y entre las personas de ambos casos indudablemente habrá mujeres y hombres.

Seguramente haya otras afirmaciones “atrevidas” con respecto al rol de la mujer dentro del culto, he expuesto algunas muy llamativas que no puedo compartir y que jamás he visto practicarse. Ciertamente, existía en la antigüedad la costumbre de no entregar fundamentos a la mujer hasta que ésta haya finalizado su periodo de fertilidad. Debo admitirlo, pues es una política de la gran mayoría de Nganguleros hasta hace escasas décadas. Conozco también que existen #Nganguleros que aún mantienen esa política, porque sencillamente en sus linajes nunca cambió desde la época de la andilanga.

Nsala malekum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.