USOS DEL TABACO DENTRO DE LA SANTERÍA E IFA

Es conocido, desde la antigüedad, aún antes de la llegada de los negros esclavos a Cuba, mediados y finales del Siglo XIX, en nuestro hemisferio, América y el Caribe; pues ya los indios aborígenes lo usaban seco para fumar, como placer, todo lo cual fue tomado por los Españoles, primeramente con su uso y luego con la comercialización, por extranjeros, al llevarlo al continente, a España.
En el caso que nos ocupa, hasta desde su mismo origen es diferente y tan antiguo como el nuestro, pero en Africa, existen antecedentes e Historias e Ifases demostrativos donde todo ello se ilustra y justifica, así como su uso y empleos diversos, que va desde una forma de agasajo o reverencia, pasando por el empleo medicinal, hasta su prohibición por traer afecciones para la salud.
Conozcamos que para el uso de cada elemento de la Naturaleza, vivo, de origen animal o vegetal, elemento esencial del cual se nutre la práctica religiosa Africana, (Osha o Ifá), debemos tener primero la autorización que nos es brindada por el supremo Oloddumare, dueño de la creación, (Oyeku Meji), a través de Orunmila, su vehículo de interpretación oracular para los hombres, en el Oddun Ogbe Di, para lo antes expuesto, tomar un material de la Naturaleza para su uso en sacrificios, pasando por distintos estadíos o evoluciones de Ifá, (Ogbe Ate, Baba Otura Meji, Otura Trupon, Oddi Oro, Oddi Ogunda, Otura Sa, etc.), hasta la actualidad.
Demostrado está en el Oddun Ogbe Ate donde Eshu se multiplicó y esparció por el mundo, que fue la primera deidad en usarlo para su servicio y en beneficio y servicio de los demás, (comunidad), cuando esparció riquezas varias y descendencia al emplearlo, los pobladores del lugar (pueblo de Ologbon, zona de Ondo, Nigeria Noroccidental), seco y curtido con sales de origen potásico para llevarlo al estado de polvo, (Saa) y ofrendarlo a esa divinidad.
La cual lo utilizó no solo en forma de polvo, si no que también lo masticó, para que su amargo y picante sabor le hiciera devolver en su lugar, (vomitar la prosperidad y la riqueza sobre dicho pueblo), se hace también referencia a extranjeros que debían complacer a su llegada y canjear este, para ganar en riqueza material y descendencia con un uso moderado y en beneficio colectivo, pero siempre recordando, con sacrificios de animales a Eshu, en agradecimiento por los bienes recibidos de su mano.
Etimológicamente, tabaco en lengua Yoruba se pronuncia Asha –una derivación de la palabra Ashé – lo cual pudiera entenderse como bendición o suerte que llega por usar correctamente un elemento natural con el beneplácito de las deidades superiores. Claro está ya elaborado por la mano del hombre, lugar que contiene además Ashé, (bendición), cuando es usada en buenas obras.
Por otro lado, en forma de polvo y curtido, se le llamó Saa, una derivación de la palabra Osaa, osea polvo, aire, cosa vana, de fácil esparcimiento que puede llegar a crear una dependencia.
De ahí podemos ver e inferir otros usos votivos que pudiera tener dentro de nuestra práctica religiosa, que en ocasiones y según el momento, puede constituir un canon o regla,(En mesas ceremoniales dentro de la iniciación al Ifísmo de un neófito donde todos los sacerdotes presentes en la iniciación lo deben fumar, o por indicaciones expresas del Oráculo para evitar la mala fortuna, Osobos, y los peligros, Ayeo, que pudieran afectar la buena fortuna y el astral de una persona sobremanera.
Veamos pues algunos usos de este valioso material dentro de la religión de Origen Africano, el cual se introduce en nuestro país a fines del siglo XIX con la llegada de los negros esclavos y de Ifá u Osha en nuestro país.
COMO AGASAJO: En polvo, y hojas secas y machacadas con sales potásicas hasta llevarlo a ese estado, polvo y curtido, para ganar la simpatía de un Orisha, Eshu, Oddun Ogbe Ate.
PARA OBTENER EL FAVOR DE ORISHAS Y ANCESTROS: En polvo, en hojas, torcido y encendido, exhalando humo, torcido y cargado. (Ogbe Ate, Oddi Oro, Otura Trupon), A Shango, Eshu y Eggun.
PURIFICACIÓN ASTRAL Y MEDIO DE ACERCAMIENTO ANCESTRAL: Torcido y encendido, exhalando el humo, durante misas y limpiezas, así como en baños lustrales de carácter espiritual.
CEREMONIAL: En mesas de consagración, como recordación y símbolo de elegancia y distinción, así como de agradecimiento a las riquezas que Eshu esparció por el mundo, Ogbe Ate, así como único tipo de fuma reconocido por Olofin dentro del Igbodun de iniciación, (Olofin, santo mayor, muy celoso respecto al humo, Iddi Ogunda, Baba Ejiogbe).
ENMASCARAMIENTO: Al usar el humo directamente sobre el santo con el beneplácito e indicación previa adivinación oracular. (Oddi Oro, Otura Trupon, cortina de humo que hizo Shango para ocultarse de sus enemigos).
VENCIMIENTO DE DIFICULTADES: Para atraer la atención de una deidad determinada sobre una situación adversa que pudiera acercarse o estar en la vida de una persona, y cambiarle a estado positivo o Iré, (Otura Trupon, Shangó venció al rey enemigo con un tabaco cargado con pólvora, y al estallar en el rostro de este el enemigo quedó ciego y el triunfó).
EVACIÓN DE LA ACCION DE LA JUSTICIA: Se le ofrenda al santo determinado para salir airoso en dicha situación y ganar en un pleito o discusión de algún bien de valor que le quieran arrebatar y esté en litigio. (Se le pone a Oggún y Shango, cargados y se le encienden otros y se le ruegan a los santos).
CONSAGRATORIO: Fumado, en Igbodun por ciertos y determinados signos que vienen, para buscar la buenaventura e Iré para la persona. (Otura Sa, Oddi Oro, Otura Trupon).
MÁGICA: Como secreto en la elaboración de cargas para santos, de la exclusiva competencia de sacerdotes iniciados en el Ifísmo.
SAGRADO: Como uso exclusivo dentro de los cónclaves secretos donde se inicia un sacerdote Ifá.
MEDICINAL: Sus hojas, verdes, empapadas en miel de abejas de la tierra, puesta en la frente de la persona enferma que padece de sinusitis, por un número determinado de días, le hace bajar el pus acumulado en este lugar y con el tiempo le desaparecen los dolores de cabeza.
SABIDURÍA E INTELIGENCIA: Encendido, exhalando el humo delante del santo y rogándole con esta acción por el cambio de la suerte o adversidad, (Oddi Oro, el cual especifica que con la inteligencia todo se puede vencer).
RESPETO Y ANTIGÜEDAD: Lo cotidiano en nuestro que hacer es ver a las personas mayores, disfrutarlos encendidos, no-solo en mesas ceremoniales puesto que aquí también estos son los primeros en disfrutar de ellos.
COMERCIAL: Advertido, y común actualmente, en el cuerpo literario de Ifá, donde se traficó con él por Africa (Oddi Oro). Y luego convertido en polvo, mediante un proceso de curtido con sales de origen potásico, se le dio a extranjeros y se intercambio con estos, (Ogbe Ate), y donde Eshu expresó: “ Este pueblo, (Ologbon), no vivirá de miseria, ustedes serán una generación que heredará riquezas, por este motivo, tu deberás hacer un buen uso de todas estas propiedades”.
Como todo en la vida, todo lo positivo tiene también su lado negativo, todo rastro de luz tiene su huella de sombra, el tabaco como se ha visto, religiosamente tiene sus bondades, pero también desde este punto de vista tiene sus perjuicios y veámoslos, además de los ya consabidos riegos para le salud, puede provocar:
Fuegos: Por descuidos, al botarlo y/o arrimarlo a materiales inflamables (Baba Ejiogbe).
Irritación: El exceso del humo dentro del Igbodun molestó a Olofin y este se marchó al sexto día de la iniciación, (Tierra). (Baba Ejiogbe).
Adicción y vicio: Nacen los narcómanos y adictos a drogas y vicios que se arraigan en las personas y se hacen dependientes, No fumar. (Baba Otura Meji).
Dependencia total: Narcómanos, y viciosos dependientes de lo impuro. (Baba Otura Meji e Iddi Ogunda).
Malestar General: El exceso de humo, la fuma y masticarlo puede provocar vómitos, mareos, etc. (Ogbe Ate).
Esta herencia no tiene nada escrito como texto sagrado, sólo compilaciones de memorias repetidas de generación en generación y sujetas al desgaste y la introducción de elementos que son generados por la imaginación y las relaciones circunstanciales de y entre los hombres, lo cual es un reflejo de interpretaciones de Historias contadas y traspoladas a la realidad que enfrentaron en Cuba, por los tiempos de la colonia a finales de siglo XVIII; con la regla de Osha, y del siglo XIX con Ifá, con todo ello nació una filosofía, una cultura y un símbolo, El Tabaco,(Asha) y su uso dentro de la religión de origen Africano.
Ya todo ello forma parte de nuestras raíces, y de una forma de adoración que adquiere identidad propia.
Iddi Ogunda: “ Fue cuando se lanzó Ifá para la tiza blanca y respondió el tabaco, un poco de agua fresca se mezcló con el vino de palma, La ginebra y los huevos de las aves fueron depositados, el aceite de palma buscó protección en la tela blanca, apareció ADIN y todo se prohibió.
Comparte ésto...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *