¿Religioso o fanfarrón ?

Siempre hablo antes sobre la espada de doble filo que representa el Internet. Puede ser un instrumento glorioso para la educación, la creación de redes y el intercambio de ideas, pero también puede llevarnos por un camino resbaladizo hacia la destrucción de los aspectos centrales de las Religiones afrodescendientes.
Hay algunas casas de santo o ilés que quieren lucirse colocando por Internet fotografías de los rituales que se consideran sagrados en la Santería, Ifá, el espiritismo y los Nzos de Palo, entre otras religiones  africanas. Me gusta examinar con calma el tema y evaluar cuanto es demasiado a la hora de mostrar materiales en el Internet porque es un tema que me atañe profundamente como dueño de una de las primeras web que habla del tema. Por un lado, algunas imágenes pueden aumentar el entendimiento y  lograr una mejor comprensión de nuestras culturas religiosas por parte de terceros, pero por otra parte , algunas imágenes se pasan de la ralla y muestran más de lo que debe ser visto por los ojos de aquellos que no han comprometido su vida al servicio de la Orisha, lwa, Ifá o de los Nkisis.
Hay una  grave tendencia de muchos de los practicantes de la santeria, ifa espiritismo y palo en especial en Venezuela de donde soy que tienen una inclinación por lucirse mostrando gratuitamente su supuesto poder y grandeza. Para ellos, mostrar los pasos en el proceso de iniciación no es más que una manera de hacer alarde del supuesto vigor,poder de su ilé o Nzo de Palo. Aquí es donde mis dudas realmente empezar a surgir.
Ya que estoy a favor de proveer ejemplos concretos permítaseme citar uno que me parece bastante desconcertante. Al andar paseándome por Facebook he encontrado fotos de un ilé en Catia, Caracas,  donde se ilustran pasos particulares en el proceso de coronar un iyawo. 
Una de esas fotos, las cuales no reproduciré, muestra a una persona de rodillas sobre la estera recibiendo de las pinturas sagradas utilizadas como parte de la ceremonia de ordenación de un nuevo iyawo, el otro muestra la foto personas acomodadas para la ceremonia de lavatorio, otra muetras el raspado de la cabeza y una cuarta foto se muestra a la persona a cargo de las hierbas de rodillas sobre estera hierbas en mano.
Ahora, de primera instancia, estas descripciones pueden parecer que no son la gran cosa. Sin embargo, son para mí de mucho peso, porque esos son los pasos que se supone se mantendrán lejos de los ojos de los que no están iniciados. No razón lógica para exponer esas fotos, no hay casos que defender, no es como que están luchando por libertades. Ellos simplemente están ahí para mostrar el ilé en medio del proceso de iniciación. Mi problema se divide en dos partes:
1. Los pasos muestran graficamente un misterio que debe ser parte de un proceso para un iyawó o sea la presentación al cuarto de santo o igbodu. ¿Te preguntarás por qué es tan importante mantener esto en secreto? Pues los que están familiarizados con la pedagogía como mi caso Docente con mas de 15 años de experiencia, entendemos el valor de exponer a los estudiantes a conceptos sólo cuando están listos para asimilarlos. Cuando alguien entra en el igbodu a recibir su cuarto de santo con una mente clara de percepciones e imágenes, la mente está abierta a ser impregnada con gnosis y para apreciar el proceso que se llevó a cabo sobre esa persona percibiéndolo con una perspectiva fresca. Sin embargo, si las fotos están plasmadas en línea es como robarle a los iyawós de su inocencia en un proceso que debe mantenerse puro. Que me explique alguien ¿dónde está el beneficio en mostrar eso? ¿Las fotos sirven al bien mayor de la comunidad santera? No lo creo.
2. La segunda parte de mi problema es ¿qué demonios están haciendo en medio de una ceremonia tan solemne con una cámara en mano tomando fotos? Lo que aprendí de mis mayores es bastante básico, celulares apagados, las cámaras fuera del igbodu, la concentración total y completa sobre el trabajo que se está haciendo para los orishas. No hay necesidad de andar hablando ni de hacer bromitas ni de perder el tiempo lo que hace falta es que todos en ese proceso estén coordinados y compenetrados para lograr un acto de tanto significado. El que no pueda atenerse a eso que se salga del igbodu.
¿Qué doy la impresión de ser grave cuando se trata de una iniciación? Bueno es que un kariosha no es un paseito por la playa, se trata de un proceso de cambio de vida que no está exento de riesgos y cada uno, sin excepción, deben estar en sincronía de acciones para la transformación espiritual del iyawó. Ciertamente esto no es una cuestión que tomo a la ligera.
El bueno, el feo y el malo
Cuando se trata de Palo, si usted piensa que soy ladilla entonces está a punto de verme bajo otra luz completamente nueva. No hay absolutamente ninguna manera que podrá ver fotos de mi Nkisis, Candangos etc ni de ningun miembro de mi sociedad, publicadas en cualquier lugar. Es probable que usted nunca vea el interior de mi Munansó si no pertenece a el. Este espacio es tan sagrado para mí y para mis mayores que se preserva con el mayor de los respetos. ¿Necesito decir más?
Sin embargo, en la comunidad palera la cosa esta grave y da mucha tristeza ver la preponderancia de payasos sin sentido dispuestos a fotografiar todos sus Ngangas y eso me llena de repugnancia. He visto fotos en Facebook que me dan dolor de estómago, están llenas de altares que no están bien construidos, de firmas (dibujos sagrados) que son disparates sacados de libros aun peor escritos y que no tienen ton ni son ni lógica pictográfica de comunicación. Peor aún veo como mezclan sin razón de ser a la Santísima Muerte, el curanderismo y hasta Magia Ceremonial y el Culto Diablo para hacer un sancocho repugnante el cual pretenden vender como Palo legitimo. Vaya usted a saber en qué están pensando esos…
El empoderamiento en las manos de los necios sólo conducirá a la corrupción de las tradiciones. La próxima vez que vea una foto de un ritual o de un misterioso objeto haga a un lado el deseo de satisfacer su curiosidad y medite por un momento sobre los motivos que pueda tener la persona que publica la foto. ¿Qué están tratando de transmitir? ¿Cuál es el propósito de empujar los límites? ¿Cuál es el propósito? ¿Sirve al bien de la Religiones afrodescendientes?
La Internet ha permitido a muchos lograr algo de poder porque representa un foro a su disposición que es inmediato y les ayuda a expresar opiniones, a ilustrar su vida y compartir lo que viene a la mente, no hay forma de cerrar esas compuertas. Sólo espero que la lógica, la inteligencia y el decoro guíen los pasos de aquellos que tienen el poder de hacer o deshacer la belleza de nuestras religiones tradicionales africanas.

Olorun awe.
Comparte ésto...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

One Comment on “¿Religioso o fanfarrón ?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *