La Supersiticion en la Osha de las 4 Velas

Una cosa que debemos tener clara, es que el uso de las velas fue introducido en Cuba, quizás por un sincretismo, quizás porque muchas veces su función es de tan solo dar luz, o porque simplemente es más cómodo. Si nos remontamos a las raíces, en Nigeria no se emplean velas para alumbrar a las divinidades, se emplean Fitila, lo que significa lámpara y solo en algunos casos. Al llegar a Cuba y con el tiempo, los seguidores de la religión yoruba encontraron la forma de alumbrar a sus divinidades de una forma más sencilla y quizás menos “llamativa”, como lo es la vela, pues en algunos casos no es el aceite que se emplea en la lámpara lo que necesita el Orisha, sino la luz que emana de ella. Por ello, aun cuando muchos critican las velas, en los mismos Ese Ifá Nigerianos, se explica que Ifá/Ocha no deben comer a oscuras. Claro, como esto lo dice en algunos Odu, pues ellos solo emplean la luz de la lámpara, en los casos donde Ifá lo pide directamente y no en todos los casos, como lo hacemos nosotros.
Un drama común que vemos en nuestra tradición, es que muchos tratan de imponer que no puede haber cuatro velas encendidas. Tienen que ser tres o pueden ser cinco o más, pero nunca cuatro ¿Qué pasa con lo de las cuatro velas realmente? Pues, la respuesta la podemos buscar en las SUPERSTICIONES. Cuando una persona muere, se emplean cuatro velas para alumbrar su féretro y por la superstición que cuando se encienden cuatro velas, es porque se tiene un cadáver. Ya sea por respeto o por “miedo” de llamar la muerte, es por lo que en nuestra tradición no se emplean cuatro velas. Para ser explícitos, no existe ningún documento que prohíba o diga que no se puede hacer. Son Tradiciones nuestras que encontraron su nacimiento en la superstición. Quizás sea una tradición que se deba respetar, pero lo irónico de todo esto, es que en muchos casos se emplean luces de bombilla para alumbrar el féretro y a nadie le ha dado por contar cuantos bombillos hay encendidos en la casa para, si hay cuatro, solo dejar tres o encender otro más.
Olorun awe
Comparte ésto...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *