El Hechizo del Espanto

 La “fórmula mágica” que me fue contada por Ta Julio Conde  tata-nganga cubano fallecido  y quien en vida gozo de alta reputación entre sus colegas, del él dicen que: “siempre fue un mayombero del monte”, por su condición de hombre del campo y porque nunca quiso aceptar la modernidad en el palo monte ni la adopcioon de ajenos  elementos en los rituales de Palo Monte, era practicante de la Regla Mayombe al más pura.
“…Yo lo he probado una y otra vez y siempre sale la misma cosa, nunca sé cómo va a pasar. A veces, pasa del modo que menos uno espera. Pero eso sí, nunca después de los siete días e incluso a “caminado” a las pocas horas, porque la brujería (del palero) tiene que ser así ¡rápida! Y los “trabajos” (obras) hay que probarlos pá saber si tan bacheche como bacheche cuama Me explicaba el viejo tata-nganga …”

Me decia que la “brujería mayombe” actuaba por su cuenta como si tuviera vida propia y que unas veces llegaba al resultado final de una forma y otras veces de otra. Para conseguir su objetivo “el ritual” siempre conseguía llegar al resultado fuere cual fuere la estrategia empleada para lograrlo, “…porque  lo que importa es que la gente quede contenta, a la gente no le importa el cómo, sino el cuándo va a resolver…” -Insistia Ta Julio a cada instante mientras hablabamos-. La “brujería” en cuestión era para cuando un cliente solicitaba a Ta Julio hacer “algo” para sacar a alguien fuera de su casa o incluso evitar que alguien pasara cerca de su negocio… ¡ni por el frente va a pasa! -Me aseguro-. Aunque también me dijo que: “…eso é muy bueno pá cuando hay que sacar a alguien como a un macao…” es decir, obligar a alguien ha abandonar un sitio ya fuera cualquier lugar obviamente que por las malas, doblegando su voluntad . El ingrediente único que se utiliza en el hechizo es la baba de un gato negro, la cual tiene que extraerse del animal siguiendo una rara tecnica:
“… tienes que conseguirte un gato negro  ya grande, mejor si es callejero, esos son mas bravos. Lo metes bajo un Huacal de madera al revés y pones uno piedras arriba  para que no se te escape,  Luego cortas un palo de guayaba en cruz y empiezas a molestarlo por  los huecos del huacal de y te peleas con él a “mambos” (cantos rituales de los paleros) y a maldiciones, mientas más bravo se ponga el gato ¡ mas cuero le des! (golpes) más rápido camina (actúa) la “nsala”; le soplas  chamba (tragos de chamba, bebida ritual empleada en el mayombe a base de picante y otras sustancias “mágicas”) y le prendes “fula” (pólvora negra) en los cuatro costados de la caja y ahí es donde jalas “al muerto” (se refiere al nfumbi o perro-nganga) 
(Gallo) Mbumba nsila ko nsila ko mu bana mbi.
(Coro) Mbumba nsila ko.
(G) Mbumba nsila ko bumba mbi mata perro.
(C) Mbumba nsila ko.
(G) Malafama te busca malafama te encuentra.
(C) Mbumba nsila ko.
(G) Mu te jura simbiko puerta.
(C) Mbumba nsila ko.
(G) Mal rayo parta Lucena…
[…ah, siempre diciendo el nombre del fulano o la fulana que quieres sacar, y el lugar de donde tiene que irse, porque esta brujeria es para eso para espanta a la gente…] ¡Mal rayo te parta fulano de tal vete al carajo!
Con Insultos y Amenazas decía el tata, se consigue molestar al gato hasta un estado tal que comienza a segregar  una baba viscosa y espumosa de color blanco a trasparente por su boca, una vez que esta sustancia cae por el suelo, se levanta el huacal  y se deja ir al gato al grito de: ¡Mal rayo te parta fulano de tal vete al carajo! Con esa maldición se cierra el ciclo del hechizo.
“…  Recoges todos los restos de la baba del gato, la  pones en un plato de  blanco firmado con cuatro vientos y le montas en el medio la mpaka-mensu  con el espejo hacia abajo en el centro del plato) para tapar el “trabajo”, así nadie va a saber que tu eres el culpable de la nsala y no te la pueden devolver ¡cosa de congos de antaño!..” – aseguró el tata-julio – “… lo velas durante toda la noche con cuatro “cabos de velas” que hayan estado en “campo santo” (cementerio) velando un muerto de mismo nombre  al fulano o la fulana a quien va dirigida la “nsala” .Luego guardas toda la baba en un frasco de vidrio oscuro, no le debe dar el sol! Y ya está, te la metes en el bolsillo, bastara con con darle unas gotas a beber al fulano o la Fulana o dejarlas caer por donde pasa y luego poner en las cuatro esquinas del lugar que no quieres que pase o este otras pocas gotas, ¡y pal carajo! – termino Ta Julio
El palo de guayaba que sirvió para molestar al gato debe vivir detrás de la puerta de la casa impregnado con la baba del gato y mientras se mantenga allí estará latente la brujeria contra la persona y la “nsala” no podrá ser devuelta con lo cual es irreversible.
.
¡¡¡Te gusto este articulo!!! Colabora compartiéndolo en las Redes Sociales
Comparte ésto...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *