Aqui tienes un baño para recuperar el amor

Si lo que necesitas es amor, acá está algo que te puede ayudar a encender la llama de la pasión. Ahora, quiero que tengas en mente que la mejor manera de encontrar el amor es el amarte a ti misma(o) y este baño te da razones demás para mimarte y para darle amor a la persona más meritoria: A ti.

Para este baño me gusta usar vino tinto, sin embargo, el ron puede ser una buena substitución. A mí me gusta poner este baño en mi bóveda espiritual de la noche a la mañana, o al menos por un par de horas, pero lo puedes preparar y usarlo de inmediato. Yo creo que es más efectivo el poner una vela y un vaso de agua a los guías espirituales que le acompañan a uno y pedir y dejar que el baño repose unas horas antes de usarlo. En lo personal fumo un tabaco y realizo algunos cantos espirituales. Me ha funcionado muy bien con algunos clientes.

El proceso de hacer el baño es sencillo. Coloca todos los ingredientes en una vasija de barro y vierte agua de rio en la misma para que puedas ripiar bien (macerar) las rosa y las plantas con tus manos hasta que se conviertan en una pulpa. Coloca el baño sobre tu bóveda, y si no tienes una, pon el vaso de agua y la vela sobre una mesita con mantel blanco, eso será suficiente. Pide a tus seres protectores que bendigan tu proyecto y pide para que tengas amor en tu vida y que la misma esté llena de felicidad

 

2 ramitas de menta fresca
8 a 10 hojas grandes de albahaca blanca (la variedad Reina de Siam es muy buena)
1 ramita de flores de albahaca
6 rosas rojas grandes
8 a 10 hojas de Salvia (yo tenía tanto de la salvia regular como de la de piña y use ambas)
2 ramas grandes de estragón
½  ramo de Bledo Blanco o lo que se conoce en los EE.UU. como Crape Myrtle
Polvo de canela (de ser posible, Raya tu propia canela)
Media botella de vino tinto
1 cucharada de miel.

 

 

Recuerda colar este baño y empaca los remanentes sólidos en un pedazo de papel marrón. Yo uso ese paquetito para limpiarme pasándolo sobre mi cuerpo y luego lo dejo en la basura antes de bañarme. Una vez que terminas de bañarte como de habitual, lava tu rostro con este baño y de igual manera lávate la nuca para luego verter el resto sobre tu cuerpo de los hombros para abajo. Procura secarte al aire en lugar de pasarte la toalla de inmediato y luego que estés casi seca(o), te puedes acabar de sacar como de habitual

 

Espero tus comentarios!

 

 

Comparte ésto...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *