EL NUEVO MAYOMBE EN VENEZUELA

He dedicado los años recientes de mi vida a la investigación sobre creencias afro-caribeñas y sus prácticas. Como iniciado que soy en algunas de estas prácticas, me sorprende sobre manera el nivel de profanación y de egoísmo que existe en muchas de ellas. La gente quiere iniciar a otros, pero raras veces se toman el tiempo de enseñar.

 He conocido a varios Paleros y la información que estoy por compartir pudiera ser de importancia para distinguir entre un Palero real y un charlatán sin escrúpulos.
El Palo viene de la región del Kongo y no tiene nada que ver con la Santería. La Santería proviene de Nigeria y tiene muy poco en común con lo Mayombe, si hoy día hay puntos de comparación es porque hay prácticas sincretizadas creadas por los mayomberos al haberse ido casando con gente Lucumí y ahí surgieron prácticas mezcladas o cruzadas. El Palo, al igual que la Santería es una tradición oral que se aprende de iniciado mayor a Pino Nuevo.
Hay muchas personas que dicen que practican el Palo y que tienen Ugangas las cuales han construido bajo la ´dirección o ayuda´ de sus espíritus o muertos. Esto está muy mal, es una equivocación en la práctica ya que los muertos no tienen la facultad de enseñarle a los paleros a construir una Uganga. Las prendas tienen que ser construidas de acuerdo a la Rama de la cual provenga el palero. El Kongo no creía en deidades como Shangó o Yemayá, los Kongos veneraban a sus ancestros y los honraban de acuerdo a sus costumbres tribales. Las primeras Ngangas en Cuba no tenían nombres como 7 Rayos, Mama Chola, etc. Esos son nombres dados a las prendas a raíz de la sincretización con elementos de Santería usando herramientas prestadas de las típicas soperas o vasijas donde se contiene a los orishas.
La verdadera esencia de la Nganga viene de los secretos y el fumbi y del pacto que se tenga con ese espíritu en particular comprado con nsunga, malafo etc en el campo santo, sin eso, no hay Uganga. Es como tener una jaula con una puerta abierta donde no se sepa que ave entra o sale a comer de lo que usted ha puesto adentro, de esas energías que ofrendamos. El pacto es necesario establecerlo para que el espíritu que vive en la Nganga le permita al Nfumbi el dominar el receptáculo y no cualquier otro espíritu que quiera entrar y salir como le plazca.
Muchos tienen Ngangas vacías sin este pacto, lo que tienen es un receptáculo donde cualquier espíritu vagabundo puede entrar y salir y causar problemas a gusto. Esos espíritus van ganando fuerza y crean situaciones adversas para el dueño de la Nganga porque hacen lo que les da la gana y se pueden disfrazar con facilidad para continuar ganando fuerza.
Hay muchos que andan por ahí de lo más ufanos diciendo que son hijos de Mama Chola y de 7 Rayos y de Zarabanda. Esas no son entidades señores, son nombres dados a las Ngangas, por tanto el andar diciendo tal cosa es decir que son hijos de qué en particular. Vamos a recalcarlo por aquello de quedar bien en claro, esos son Kindembos construidos con elementos de los orishas. No sirven, no son tradicionales.
Cuando una persona se tiene que iniciar en Palo, esa persona tiene que ser llevada frente a un Palero para hacer una consulta con ese Kindembo. Una vez que la persona sea aceptada y es iniciada, el Tata debe hacer una investigación profunda para determinar si la persona necesita o no recibir una Nganga. No todo mundo necesita recibir una de inmediato. Toma años de aprendizaje de la mano de un Tata para entender cómo se trabaja con una Nganga y como se usa. Los iniciados deben aprender los Pati Mpenbas, los mambos (canciones) y como se trabaja en el Munansó.
Hoy día la gente se raya y de la noche a la mañana son Tatas y Yayas, pero no quieren ser aprendices y no quieren pagar el noviciado. Quieren ser estrellas de la noche a la mañana y tener su negocio enseguida. Todo tiene su lugar y tiene su tiempo. De lo contrario nos damos con los Paleros que no saben nada de palos, de hierbas o de los fundamentos necesarios para ser un palero funcional. ¿De qué sirve el tener a una pila de charlatanes iniciando a gente a diestra y siniestra, plantando semillas de árboles torcidos y no de pinos nuevos propios?
Yo quiero honrar a los mayomberos viejos de Cuba que podían mover montañas con sus Ngangas, a esos nganguleros que dejaron su huella en nuestra religión: Paulito arrieta, edmundo Arrieta, Jose Arrieta, Alirio Arrieta, Orlando Calvo, Oriol Bustamante, Mariata Ponde, Emilio O’Farri, Arcanio Calvo, Tata Gaitán, Rufino Hernadez y a otros nganguleros que no mencioné pero no han sido olvidados. Sala Maleko a todos ustedes ke la buena lemba me los ankutare. Espero que esta información le ayude a aprender de Palo. La verdadera esencia de la religión vive piango piango llega lejos, kiako kiako kiangana kiangana, lengua Kongo no son Manteca, gato no come perro. Awirikuto lowirindinga.
Ta Guapito Castillo
Comparte ésto...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *